La construcción de infraestructuras locales puede resultar lenta y cara. Es necesario pedir, pagar, instalar y configurar caros equipos de hardware, y mucho antes de necesitarlos realmente. Con la informática en la nube, no necesita dedicar tiempo a estas actividades, sino que simplemente paga por los recursos que consume en función de dicho consumo.

La informática en la nube le permite reducir los costes generales de TI de diversas maneras. Las grandes mejoras que introducimos en términos de escalado y eficacia nos permiten reducir continuamente los precios, y los diversos modelos de precios que ofrecemos le permiten optimizar los costes tanto de las cargas de trabajo variables como de las estables.

Asimismo, la informática en la nube reduce los costes iniciales y posteriores de la TI y le ofrece acceso a una plataforma altamente distribuida y muy completa en cuanto a sus características por un precio muy inferior al de la infraestructura tradicional.

Obtenga información acerca de la informática en la nube con AWS y de los beneficios que AWS aporta a cientos de miles de clientes en todo el mundo.

MAS INFO